Por favor, Twitter, no te conviertas en Facebook

Estándar

twitter-web.jpg

Twitter va por buen camino. Los resultados trimestrales publicados hace unas horas muestran crecimiento (frente al estancamiento de otras ocasiones) y un importante incremento en los ingresos. Todo parecía indicar que la red social de microblogging iba a llevarse un revés con las nuevas cifras, y ha ocurrido más bien lo contrario. Sin embargo, y como usuaria habitual que soy, hay algo que me preocupa.

Durante la tradicional llamada en la que explican los resultados a accionistas y grandes grupos inversores, el representante de Deustsche Bank preguntó a Dick Costolo si realmente llegaríamos a ver algún algoritmo que nos seleccionaría los contenidos a mostrar en nuestro timeline, en lugar de ser exclusivamente nosotros los que los seleccionamos (vía seguir o a través de listas). La respuesta de Costolo no fue nada definitiva: “Es justo decir que no estamos descartando ningún cambio”.

El “odioso” mundo del EdgeRank

No es la primera vez que hablamos por aquí del EdgeRank. Se trata de un algoritmo, inventado por Facebook, que escoge a cuáles de tus amigos les va a llegar lo que tú publicas en tu cuenta. La ideaes que cada post llegue sólo a los contactos a los que la red social estime que les puede ser relevante. Por eso cada actualización tiene un alcance: así llama Facebook a la cifra que indica las personas que ven cada post. Ahora ya no se llama así y lo han ido cambiando a lo largo del tiempo, pero su objetivo es el mismo.

Esto ha traído consigo multitud de críticas: los usuarios se quejan (en mi opinión con razón) de no poder elegir lo que ven, mientras que los anunciantes protestan (aquí ya en mi opinión sin tanta razón) asegurando que Facebook les resta alcance orgánico con el fin de hacerles pagar. Donde sí Facebook tiene la culpa es en las formas de implementar este sistema: si tu quieres leer todo, TODO, lo que publican tus contactos, no hay forma de hacerlo salvo que entres de forma individual en cada perfil.

Pero ¿por qué existe este algoritmo? Facebook respondía a la polémica hace unas semanasdefendiendo su sistema:

“Otras plataformas online muestran todo el contenido en tiempo real. Pero la aproximación del tiempo real tiene sus limitaciones. La gente sólo tiene un tiempo determinado para consumir historias, y la gente frecuentemente se pierde el contenido más reciente cuando se loguea. Esto significa que no llegan a ver el contenido que es más valioso para ellos.”

Lo completaban además con un ejemplo: una persona tiene más de 1.500 actualizaciones de media para ver cuando se conectan a su cuenta de Facebook. La red social, en cambio, sólo les muestra 300 de ellas ordenadas de la forma que estima más conveniente. Aquí es donde entra el algoritmo, decidiendo no sólo lo que se ve sino en qué posición se coloca cada actualización.

Pero yo quiero elegir

Facebook tiene razón en parte: en Internet se crea contenido a una velocidad vertiginosa. En Qmeepublicaban hace unos días una versión actualizada de su anual infografía que muestra lo que pasa en Internet cada 60 segundos. Se publican 47.000 nuevos posts cada segundo en Facebook, 278.000 nuevos tweets por minuto, 347 nuevos posts en WordPress cada minuto, 3.600 fotografías subidas a Instagram… Con el auge de los blogs y las redes sociales, el contenido que se crea puede llegar a ser abrumador.

Por eso tienen sentido los servicios de “curación” (sí, yo también odio esa palabra) de contenidos. Hay páginas que te seleccionan las páginas según las temáticas que tú les especificas y que van aprendiendo de tus gustos y hábitos de navegación (por ejemplo, Prismatic). Hasta el propio Twitter tiene una sección que facilita el descubrimiento de información relevante. Pero todos estos servicios tienen algo en común… Tú eliges que quieres un resumen.

En Facebook, esto no es posible. Ellos van a mostrarte un resumen sí o sí. Pensemos ahora qué pasaría si, por ejemplo, aquí en Genbeta sólo decidiésemos mostrarte las noticias que creamos interesantes para ti, personalizando así el blog para cada internauta y sin dejarte elegir a ti lo que quieres ver… Vayamos todavía más allá: ¿y si ocurriera lo mismo en todo Internet? ¿Si fueran los servicios y las páginas las que deciden qué quieren mostrarte y qué no?

En Xataka escribía a comienzos de mes sobre este tema precisamente y mencionábamos el efecto“filter bubble” (o “burbuja de los filtros”). Para definirlo me hacía eco de la explicación del concepto que hacía Javier de Vega en su blog:

“Imagina un mundo donde sólo te dijeran lo que quieres oír, donde no encontrases disensión ni te enfrentases a otros puntos de vista; donde tan sólo tuvieses acceso a lo que otros creen que quieres saber, y además no lo supieses; donde no conocieses a quien moldea el espectro de realidad al que puedes acceder ni conocieses bajo qué reglas. Bienvenido a tu propio ancho de banda.”

Twitter, por favor no lo hagas

Cada vez hay más usuarios en Twitter, cada vez hay más tweets y sí, es cierto que si sigues a un número elevado de gente se hace complicado el mantenerte al día y leer todos los tweets. Pero es tu elección, no la de Twitter. ¿Que quieres seguir a menos gente? Pues lo haces. O puedes organizar a los usuarios en listas. Hasta puedes seguir a gente por compromiso y silenciarla si no te interesa lo que dice. Lo importante es que tú lo decides.

Esto no quiere decir que vayamos a ver este cambio sí o sí. Costolo simplemente deja la puerta abierta a modificaciones en el funcionamiento de su red social, pero ni afirma ni niega nada. Hoy por hoy parece improbable que Twitter se animara a realizar un cambio tan radical. Y, si lo hiciera, lo lógico es que dejara elegir: los que quieran un resumen de tweets que lo tengan, pero al resto que nos dejen como estamos.

Me gusta Facebook y lo utilizo, pero Twitter no debería seguir los pasos de Mark Zuckerberg. Son redes distintas, con usos distintos. Y, sin embargo, durante las últimas semanas hemos visto cómo Twitter poco a poco va adoptando cambios estéticos que cada vez nos recuerdan más a Facebook. Mientras se queden en eso, modificaciones de aspecto, no hay peligro. Pero por favor, Twitter, no vayas más allá. Deja que nosotros, tus usuarios, decidamos lo que queremos leer y lo que no. No te conviertas en Facebook.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s